Fue decidio hoy en un plenario del SEP. El jefe de Gabinete, Oscar Goznález, ya anticipó que no habrá "bono extraordonario". El gremio se declaró es estado de asamblea y movilización ante un eventual rechazo del gobernador. Además, la Uepc analizará el lunes un pedido similar al del SEP.
 
El Sindicato de Empleados Públicos de Córdoba (SEP), en un plenario realizado hoy, resolvió gestionar ante el gobernador José Manuel de la Sota (de gira en China) el otorgamiento de un “bono extraordinario” de fin de año.  Sin embargo desde el gobierno provincial habían descartado esa posibilidad.
 
El titular del SEP, José Pihen, luego de presidir el plenario de delegados, justificó el pedido ante el “deterioro salarial” que se ha “acrecentado en los últimos tiempos y que el propio gobernador (De la Sota) los ha reconocido durante la campaña” electoral de octubre último.
 
El plenario de hoy, ante la posibilidad de un eventual rechazo al pedido, se declaró en estado de "alerta y movilización".
 
Sobre este tema, el jefe de Gabinete del Gobierno de la provincia de Córdoba, Oscar González, ayer descartó la posibilidad de otorgar un bono extra de fin de año a los estatales cordobeses, al sostener que todo lo referente a salarios no se va a discutir hasta enero del próximo año.
 
El próximo lunes la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc) también realizará un plenario para analizar un pedido similar al formulado por el SEP.