El conjunto nacional cayó 40-6 en el 2º test match de Hourcade al frente del equipo. La próxima semana jugará con Italia.
 
El segundo partido de Daniel Hourcade al frente de Los Pumas volvió a ser una derrota. Así lo había sido ante Inglaterra en el primer encuentro del entrenador el sábado pasado. Hoy el rival que pegó fuerte fue Gales, que le ganó por 40-6 como local y se llevó el triunfo más amplio en el historial de partidos.
El conjunto nacional no logra recuperarse de una racha de derrotas continuas. El equipo no gana un partido desde el 22 de junio del año pasado cuando se impuso ante Georgia en San Juan. Hace un año, en noviembre del año pasado, habían perdido con Gales en el mismo estadio. Hoy la historia se repitió.
Abundaron los errores defensivos en el equipo argentino. Los mismos que le hicieron padecer a sus rivales en el Rugby Championship y que terminaron precipitando la salida de Santiago Phelan como entrenador. Argentina dejó enormes huecos en el fondo que le dificultaron la laborar defensiva a lo largo de todo el encuentro.
 
Gales se alzó con cuatro try en una nueva jornada para el olvido de Los Pumas. Los argentinos buscaron desde el primer minuto atacar y mantener el juego en el campo rival pero las fallas en el control de la pelota, terminaron generando los ataques precisos de Gales.
 
La próxima semana el conjunto nacional jugará ante Italia en una prueba importante. Deben demostrar que existe un cambio en la forma de jugar que quiere imponer Hourcade. Hasta el momento, los errores fueron más visibles que los cambios y la derrota volvió a sacudir al rugby argentino.