Las subas varían de acuerdo a la empresa y el plan. Algunas firmas ya aplicaron los ajustes y otras lo harán en las próximas semanas. Afectan llamadas, SMS e Internet. 

Aduciendo más inversión y ajustes por inflación, las empresas de telefonía móvil comenzaron a notificar a sus usuarios de aumentos de alrededor de un 20% en los servicios.

Según informa hoy el diario Clarín, los aumentos de Personal regirán desde julio. Para planes con abono fijo y factura, serán del 13% en promedio. En tanto, el abono de $ 145 al mes, por ejemplo, ahora costará $ 165 (13,8% más), el plan de $ 360 se irá a $ 410 (13,9%), y el de $ 420 pasará a $ 500 (19%).

Además, la mitad de los planes con tarjeta tendrán subas del 5,6% en las llamadas. Así, la empresa asegura que el incremento será del 8,3% en promedio.

Por su parte, en febrero pasado Personal ya había subido sus precios un 14% para planes prepagos y pospagos. En julio, los usuarios tendrán el segundo impacto del 2015 y pasarán a pagar montos hasta 30% mayores que los vigentes durante enero.

En planes prepagos de Movistar, desde el martes próximo, el costo de hablar subirá de $ 4,15 a $ 4,60 por minuto (10,8%) y el mensaje de texto saltará de $ 0,99 a $ 1,10 (11,1%). Mientras, los paquetes de Internet por día -también usados por clientes con abonos- se encarecerán un 18,2%: pasarán de $ 3,30 a $ 3,90.

Usuarios de Claro sufrieron incrementos desde abril que impactaron en las facturas de este mes. El abono de $ 130 al mes pasó recientemente a $ 150 (15,4%). El de $ 175 se fue a $ 190, aunque el costo del segundo se incrementó un 21,8%.