Los precandidatos presidenciales del frente UNA, Sergio Massa y José de la Sota, encabezaron un acto con dirigentes de ambos espacios en La Rural y reivindicaron "la tercera posición" ... Click en el titulo para leer mas...  
En diálogo con Télam, dirigentes legislativos, territoriales y asesores económicos confirmaron que "es una posibilidad que está en análisis", la de que Massa sea candidato a gobernador bonaerense con boleta corta o yendo con De la Sota como aspirante presidencial.

Varias de las fuentes que -por ahora- prefieren mantener el anonimato, admitían que lo más factible era ir "colgados" del gobernador cordobés, enfatizaban el rechazo que provoca en la gran mayoría de los massistas un pacto con el PRO, y remarcaron que de todos los dirigentes que puedan continuar abandonando el Frente Renovador "irán al kirchnerismo antes que al macrismo".

"Nada se puede descartar, el jaque mate es la última jugada, y hasta el 20 de junio hay tiempo", subrayó uno de los dos intendentes más próximos a Massa.

Más allá del clima de ebullición entre los massistas por los rumores -que contrastaba con la algarabía de los delasotistas-, los dos precandidatos a presidente brindaron un discurso enfático y ratificaron que mantendrán un primer debate el próximo 10 de junio.

"Hemos desperdiciado muchas oportunidades en Argentina, no podemos desaprovechar ésta. Sabemos que es necesario terminar con la política que hoy se muestra como una catarata de insultos, cambiar gritos por diálogo, eslóganes vacíos por propuestas concretas", afirmó De la Sota, en el escenario montado ante 1.500 dirigentes.

El gobernador dijo que "lo que nos quieren imponer cierta prensa y poder instituído no son alternativas reales" al oficialismo, y pidió trascender el "bipartidismo trucho".

Además de prometer un "combate feroz al narcotráfico", anunció un plan de créditos a PYMES "para crear 1 millón de empleos por año" y "terminar con la dictadura de la inflación".

"Rompamos el bloqueo de los sectores de poder diciéndonos que en la Argentina no hay lugar para una tercera posición. No nos hagamos cargo de batallas inútiles, los peronistas estamos acostumbrados a cambiar encuestas, no perdamos tiempo. El mañana es nuestro", concluyó un enfático De la Sota que despertó primera ovación que le regalaron los massistas.

Luego, a los medios presentes, De la Sota rechazó la posibilidad de que él o Massa compartan la fórmula presidencial y dijo que "puede ser" que su vice sea "una mujer bonaerense".

Por su parte, Massa recordó su candidatura de 2013 y la vinculó con el delasotismo en Córdoba, que también "puso un freno y marcó un límite" al kirchnerismo y cuestionó "los editoriales que dicen que esa avenida ancha del medio es imposible de construir".

"Millones de argentinos nos dicen que es el momendo de decir basta a la corrupción, y que es tiempo de crear la figura penal e imprescriptible (del delito de corrupción", señaló el tigrense, y reiteró su cuestionamiento a "la Justicia garantista que solo hizo inundar la calle de presos".

Massa fustigó a los empresarios de juegos de azar "que tienen privilegios" y anunció que "le cobrará impuestos a ellos y a la renta financiera".

En la única alusión a la pérdida de aliados (cuya peor sangría fue en el corriente mes), el tigrense aseveró: "Hay dirigentes que tienen precio y también hay dirigentes que tienen el valor para seguir la pelea. El sueño de vivir mejor no se hace peleando por un cargo sino debatiendo y trabajando en equipo".

Entre quienes mantienen el optimismo, está el ex gobernador y armador massista en Misiones, Ramón Puerta, que dijo a Télam: "El apoyo lo cuento en votos y en el NEA, que es lo que conozco, sigue intacto. Massa sigue siendo una alternativa para los peronistas que no tenemos nada que ver con el kirchnerismo".

Entre los dirigentes estuvo el precandidato a gobernador Francisco De Narváez, quien no quiso formular declaraciones en su primera aparición tras el episodio violento que protagonizó contra un empresario periodístico el jueves pasado en La Plata y que le valió de una denuncia policial.