Fue en un partido entre Almirante Brown y Deportivo Norte, en Malagueño. El autor de la violenta reacción fue identificado como Carlos Altamirano.
Un árbitro de la Liga Cordobesa de Fútbol fue agredido ayer en Malagueño, tras expulsar a un jugador, y resultó con dos costillas fracturadas.

Almirante Brown le ganaba 3 a 0 al Deportivo Norte cuando el réferi Daniel Correa expulsó a Carlos Altamirano, quien le pegó una patada por la espalda.

“El partido se encontraba en los 76 minutos, se dio una expulsión a un jugador de Deportivo Norte, me di vuelta para seguir con el encuentro y sentí una patada a la altura de las costillas del lado derecho”, contó Correa a Cadena 3.

El árbitro cayó al piso y no pudo seguir dirigiendo. El jugador fue demorado.