La estadounidense defendió su título de peso gallo frente a la brasileña Bethe Correia, que cayó en el primer round.

La luchadora estadounidense Ronda Rousey sólo necesitó 34 segundos para noquear a la brasileña Bethe Correia, que la había retado por el Título Gallo de la UFC. En Río de Janeiro, Brasil, el combate del sábado por la noche se definió en el primer round.
Rousey, la mayor estrella de la UFC, llegó a Río como la gran favorita ante Correia tras ganar sus tres defensas anteriores del título en 96 segundos en total. Sólo necesitó 14 segundos para derrotar a Cat Zingano en UFC184 este año.

La peleadora estadounidense, la campeona más dominante de la UFC, ganó 11 de sus peleas en el primer asalto, y llegó al tercero nada más en una ocasión. Sus cinco victorias anteriores llegaron de su característica llave de brazo, pero en esta ocasión fue su fuerza la que marcó la diferencia.

En la dinámica del breve combate de anoche predominaron los golpes de puño. Tras una seguidilla de conexiones que bastaron para dominar a Correia, Rousey sentenció el resultado final.

"Fue un poco como lo esperaba'', comentó la luchadora norteamericana. "En lugar de forzar un agarre, tenía previsto abrumarla golpeando primero para que ella quisiera agarrarse antes, y eso es exactamente lo que pasó'', explicó.

Fue otra noche impresionante de Rousey, que mejoró a 12-0 en su increíble carrera en la MMA (Artes marciales mixtas, por sus siglas en inglés).