Boca. Según el juez, nadie le dijo nada, pero Scime reveló que fue el asistente Zoratti. Para Arruabarrena, el cuarto árbitro (Rodrigo Sabini) le indicó lo que había pasado después de verlo por televisión.


La jugada parece de un partido de un torneo intercountry: saca el arquero, la pelota pica entre los dos marcadores centrales que defienden y un delantero queda mano a mano con el arquero rival. Define mal, pero el uno que salió a cortar la jugada (lento y tarde, pero sin mala intención) para evitar el gol arrastra la pierna y la cintura del delantero. Es penal y expulsión. La escena no ocurre en un partido amateur: sucede en la Bombonera, con Orion como arquero, con Baliño como árbitro, con Gamba en el piso y con 50 mil personas que se agarran la cabeza. Saben todos que debe volar una roja por el aire, pero ocurre lo que nadie se imagina: el juez marca saque de arco. Insólito.

Sin embargo, mientras Orion es atendido en el piso, el asistente Sergio Zoratti se mueve y se para en el vértice del área, el puesto que debe tomar cuando se cobra penal. Todo cambió. ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Sobredosis de TV? Nadie sabe... Orion se para y es expulsado por tercera vez en el torneo y se va entre silbidos (y algunos aplausos) de la Bombonera. Ingresa Guillermo Sara, ovacionado. En el banco, Arruabarrena está desencajado y todos protestan. “No me avisó nadie”, se alcanza a leer en los labios de Jorge Baliño. Habrá que creerle.

Leé también: Unión frenó a Boca en un partido lleno de emociones

El partido siguió, Malcorra convirtió el penal y luego pasaron mil cosas más hasta el triunfo de Unión. Pero la jugada quedó para siempre: “Lo ve por la tele. Se lo dicen. Había cobrado saque de arco”, fue lo primero que marcó Carlos Tevez ni bien terminó el encuentro. Luego admitió que Boca jugó mal. “La expulsión pudo haber sido o no, pero no es la forma. Los árbitros se equivocan y no pagan las consecuencias. Es un error lo que hizo porque no puede ver la TV y después cobrarlo. Sabemos que jugamos contra todos”, denunció Daniel Díaz. Luego admitió su error en el segundo gol.

“Hicieron un perfecto trabajo de equipo. El que le dijo fue el segundo asistente y el árbitro aceptó. Lo expulsó por juego brusco grave y no por último recurso. El asistente no tiene ningún televisor para verlo y el cuarto árbitro ni se metió. El trabajo en equipo lo practicamos en la semana”, explicó Miguel Scime, Director de Formación Arbitral de AFA, ante la consulta de Clarín. Otra mirada del referato opinó que “fue una foto igual a la de la lesión de Carlos Bueno”.

Arruabarrena no coincidió. “La jugada del penal fue penal, protestamos porque el juez nos dijo que era último recurso y no lo fue”, expresó el Vasco e insistió con la jugada: “Creo que marca saque de arco y el juez de línea se va normal. Pero el cuarto árbitro (Rodrigo Sabini) mira la televisión (al lado de los bancos de suplentes Boca construyó palcos VIP con televisores), se comunica y le dice que es penal. Fue así. Me gusta el fútbol y nací con el fútbol sin TV. Se vive con los errores, pero si nos ponemos de acuerdo y definimos jugadas confusas por TV, listo. Igual, por esta noche no voy a descalificar a Baliño, pero hay que ser sensato”.

Orion fue atendido en la unidad móvil de rescate cerebral del club por un traumatismo cérvico-encefálico, sin lesión mayor. Ahora, el Tribunal lo sancionará. ¿Cuántas fechas le darán? Dos, al menos, por reincidente. El resto se debatirá, como todo, también por TV.

 

 

 

Fuente: Clarin.com