La fórmula Scioli-Zannini es la más votada, por encima de Cambiemos con el 30,69%, UNA con el 20,53; Progresistas con 3,51% y FIT 3,35%. Se ha escrutado el 85,58 % de las mesas.

El precandidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, se convirtió en el más votado en el país con más del 37 por ciento de los votos y supera por casi cinco puntos porcentuales al frente Cambiemos, liderado por Mauricio Macri, en un lento escrutinio.

A las 7.55 del lunes y con sólo el 85,58 por ciento de las mesas escrutadas, la fórmula Scioli-Carlos Zannini suma el 37,83 por ciento de los votos y el frente Cambiemos el 30,69.

Dentro de la principal alianza opositora, Macri congrega casi el 80,60 por ciento de las adhesiones, en tanto que el binomio Ernesto Sanz-Lucas Llach alcanza el 11,58 por ciento y Elisa Carrió-Héctor Flores el 7,83.

A su vez, Sergio Massa se impone en la interna del frente Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) a José Manuel De la Sota y como coalición obtiene un buen resultado con el 20.53 por ciento de los votos a nivel nacional.

En la provincia de Buenos Aires, los resultados oficiales, aunque con pocas mesas escrutadas ubican al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por encima de su competidor en la pelea por la
candidatura a gobernador, el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, en una disputa que se volvió muy dura en los últimos días, en medio de acusaciones cruzadas.

El Frente para la Victoria volvió a demostrar su poderío tanto en el norte como el sur del país, en tanto que el frente Cambiemos se imponía en la Ciudad de Buenos Aires y en Mendoza, en tanto que peleaba voto a voto con el oficialismo en Santa Fe.

De la Sota se impuso en Córdoba mientras que en San Luis hizo lo propio Adolfo Rodríguez Saá.

Las primarias determinaron que también competirán por la presidencia el Frente de Izquierda y los Trabajadores, que alcanzaba el 3,35 por ciento y donde Nicolás Del Caño (51,73%) se imponía por escaso margen a Jorge Altamira (48,27).

El Frente Progresista, de Margarita Stolbizer, alcanzaba 3,81 por ciento de los votos que le permitía superar el piso requerido para competir en octubre; situación que también lograba por poco margen Rodríguez Saá, con el 2,10 por ciento.