"¿De qué me sirve la solidaridad del mundo? He perdido lo que más quería", dijo el papá de los nenes y viudo. Las tres víctimas fueron enterradas en el mausoleo dedicado a los "mártires de Kobane".

El niño sirio hallado sin vida en una playa turca tras un naufragio fue enterrado este viernes con su hermano y su madre en un emotivo funeral en la ciudad siria de Kobane, afirmó un testigo a la AFP.

"El entierro se celebró en presencia de centenares de personas. Todo el mundo estaba triste y lloraba", afirmó Mustefa Ebdi, un periodista oriundo de la ciudad.

Abdalá Kurdi, padre del pequeño Aylan, de 3 años, "está todavía en estado de shock", según Ebdi.

Durante la oración fúnebre de la familia afirmó "soy el único responsable de lo que ha ocurrido, no acuso a nadie", contó el periodista.

"Lo pagaré toda mi vida", añadió el hombre, según Ebdi.

Las tres víctimas fueron enterradas en el mausoleo dedicado a los "mártires de Kobane".

"También dijo mi hijo figura entre los muchos muertos (del conflicto). Hay que hallar una solución a la tragedia en Siria", contó Ebdi.

"¿De qué me sirve la solidaridad del mundo? He perdido lo que más quería", agregó Abdalá Shenu, según el periodista.