El nuevo servicio permitirá un abordaje más integral de pacientes con inmunodeficiencias y enfermedades oncohematológicas. Hasta ahora estos trasplantes se hacían únicamente en centros privados.

El ministro de Salud, Francisco Fortuna, dejo habilitada la Unidad de internación de pacientes con inmunodeficiencias, enfermedades oncohematológicas y área de trasplante de médula ósea en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad. Con ello, este centro de referencia en enfermedad oncohematológica pediátrica incorpora la posibilidad de realizar este tipo de trasplantes, que hasta ahora en Córdoba solo podían hacerse en el sector privado.

“Es muy importante remarcar que en Córdoba tenemos personal perfectamente capacitado y con experiencia en trasplante de médula ósea, y ahora también contamos (en el sector público provincial) con la infraestructura necesaria para brindar acceso a esta intervención”, explicó Fortuna.

El trasplante de células progenitoras hematopoyéticas (CPH), también llamado trasplante de médula ósea, es un procedimiento que restaura las células madre de la sangre que se destruyeron por dosis elevadas de quimioterapia o radioterapia. Se trata de un procedimiento cuya complejidad radica en que el paciente queda durante varios días sin defensas, y por lo tanto se requiere una estructura de internación que minimice el riesgo de infección. Además, es necesario contar con personal capacitado, y con la apartatología para la recolección y almacenamiento de las células.

Básicamente hay dos tipos de trasplantes: el trasplante autólogo, que se hace con células del propio paciente y el trasplante alogénico, que se hace con células de otra persona. A su vez, el trasplante alogénico puede hacerse con un donante relacionado (usualmente un hermano) o con donante no relacionado. En principio, en el Hospital de Niños se comenzará con los trasplantes autólogos, y luego se avanzará para realizar alogénicos.

Para la creación de esta nueva unidad, la Provincia invirtió 550 mil pesos en la obra civil, que incluyó la construcción de tres habitaciones y las refacciones necesarias en la Sala de internación 200. Además, se adquirió una moderna centrífuga para el Laboratorio, por un valor de 85 mil pesos.

Por otra parte, gracias al aporte del Incucai, se instaló el sistema de aire acondicionado y filtros de alta eficiencia (HEPA), fundamentales para mantener un ambiente controlado y seguro para los pacientes inmunosuprimidos; y un citómetro de flujo.

También se adquirió importante equipamiento para el Laboratorio y para el Servicio de Hemoterapia; entre ellos, un procesador de células madre, freezer de -80°C, citómetro de flujo, campana de flujo laminar, sellador de tubuladora, entre otros aparatos e insumos.

En esta Unidad, trabajarán siete médicos, ocho enfermeros, dos técnicos de hemoterapia, un bioquímico y un técnico en laboratorio, un trabajador social, un psicólogo, un kinesiólogo, un nutricionista, dos administrativos y u farmacéutico.

Según el Registro Provincial de Tumores de Córdoba, en el período 2004-2011 se diagnosticaron en Córdoba 263 leucemias y 118 linfomas en menores de 14 años. Se estima que alrededor del 50 por ciento de estos pacientes requerirán un trasplante de CPH. En el Hospital de Niños se atienden aproximadamente 40 leucemias por año; por lo cual, con la incorporación de esta nueva área, se espera realizar alrededor de 20 trasplantes anuales.