barra

Oscar Gómez ingresó en los últimos minutos a la jefatura de policía en un Fiat Uno. Le preguntaron si estaba arrepentido y desde el vehículo contestaron: "¿Arrepentido de qué?". 

Oscar "Sapito" Gómez, sindicado como instigador de la agresión a Emanuel Balbo en la tribuna de Belgrano en el clásico ante Talleres del sábado pasado, se entregó esta tarde a la Policía y quedó detenido por su responsabilidad en el hecho.

Así lo confirmó Diego Hak, secretario de Seguridad de la Provincia de Córdoba, quien aclaró que la decisión de Gómez fue "más allá del irracional pedido de su abogada", Mónica Picco, que dijo que su cliente era "absolutamente inocente" y quería esperar "en libertad" el proceso incriminatorio.

Gómez ingresó a la Jefatura de Policía pasadas las 17, a bordo de un taxi Fiat UNO, junto a su abogada.
Sin embargo, la fiscal Liliana Sánchez reveló que "Sapito" "fue a buscar a Emanuel y comenzó a golpearlo, hasta que Balbo se defendió y generó que dijeran que era hincha de Talleres".

Con la detención de Gómez, son cinco los aprehendidos por la muerte de Balbo, ya que se suma a Matías y Cristian Oliva, padre e hijo que fueron arrestados en la tarde del domingo, más Raúl Vergara y Pablo Robledo, puestos a disposición de la Justicia este lunes.

Balbo falleció esta tarde, en el Hospital de Urgencias, tras las heridas que sufrió al caer de la tribuna.