barra

Carlos José Moreno, de 17 años, murió en medio de las protestas; su madre dijo que sólo pasaba por el lugar. Un joven, identificado como Carlos José Moreno, de 17 años, murió hoy tras ser baleado en la cabeza por presuntos miembros de los grupos armados en San Bernardino, uno de los puntos de concentración de la marcha opositora que pretendía llegar a la Defensoría del Pueblo, en Caracas.

La información la confirmó la madre de Moreno, quien dijo a los periodistas que su hijo era estudiante de Economía de la Universidad Central de Venezuela, y que "no estaba involucrado en la protesta". "Sólo pasaba por el lugar en el momento de los disparos", contó la mujer.

En un incidente confuso, un grupo de supuestos simpatizantes del oficialismo actuó para impedir una movilización opositora que se desarrollaba en un municipio de clase media de Caracas, dijeron diputados de la oposición y una testigo del hecho.

La cuadrilla arremetió contra los manifestantes y se produjo el disparo, cuya procedencia no pudo ser identificada inmediatamente por los testigos. Fotos en redes sociales mostraron un charco de sangre en el lugar donde cayó el joven.

CARLOS JOSE MORENO 19 AÑOS HERIDO DE BALA EN LA CABEZA EN PLAZA LA ESTRELLA SAN BERNARDINO CARACAS pic.twitter.com/QWXxJ14R85&- 2RADI0 (@2RADl0) 19 de abril de 2017
La controversia política recrudeció recientemente en el país petrolero luego de que el Poder Judicial se arrogara prerrogativas del Parlamento dominado por la oposición, generando protestas en casa y llamados internacionales a respetar la democracia.

Los adversarios de Maduro -y varios gobiernos de América y Europa- aseguran que en Venezuela se apresa a la disidencia, se violan los derechos humanos y que millones sufren por la escasez de alimentos y medicinas.

En 26 puntos de Caracas y varias de las principales ciudades de la nación, miles de opositores marchaban con banderas de Venezuela y carteles de "NO a la dictadura", pero eran reprimidos por las fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos.

Opositores y analistas habían advertido de posibles episodios de violencia, ya que miles de simpatizantes del oficialismo también se congregaban en Caracas y otras ciudades del país en contra de lo que han calificado como un intento de "golpe de Estado".

La oposición acusa a Maduro de ser responsable de la grave crisis que sufre el país -con la inflación más alta del mundo, recesión económica y escasez de bienes básicos-, pero el mandatario socialista, que asumió en el 2013, ha rechazado los señalamientos y dice que es víctima de una "guerra económica".

En el último mes, las manifestaciones antigubernamentales previas han sido contenidas por las fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos y camiones hidrantes, dejando un saldo de cientos de heridos y cinco fallecidos, dos de ellos por heridas de bala de policías.

Agencia Reuters